Relájate con un masaje sanador.

Este tratamiento  tiene un gran poder sanador. Mejora, en términos generales, la calidad de vida de quien la recibe y está indicada para tratar un amplio abanico de dolencias físicas, mentales, emocionales y energéticas.

Todos los seres humanos, independientemente de nuestra edad, necesitamos eliminar los desechos que se acumulan en nuestro organismo. Los tratamientos reflexo­lógicos ayudan al organismo a desintoxicarse y a expulsar los tóxicos.

Sólo por hoy no te enfades, no te preocupes, da gracias, trabaja honestamente y sé amable.

Reiki equilibra y restaura la energía del organismo y favorece la capacidad del cuerpo para sanarse a sí mismo, armonizando tanto el cuerpo como la mente. A nivel físico, el Reiki calma el dolor, refuerza el sistema inmunológico y fortalece el cuerpo ante cualquier enfermedad. A nivel psicológico, el Reiki sumerge al paciente en un profundo estado de relajación y paz, muy beneficioso en casos de depresión o estrés y permite profundizar más en los procesos mentales que nos mantienen atados a nuestras neurosis. 

Más que un simple masaje.

El Masaje Metamórfico induce un estado de relajación física, mental y emocional, que proporciona un alivio de la tensión provocada por el estrés y facilita la sintonía con un estado de mayor equilibrio general. De manera que, bajo menos presión, puede encontrarse una forma de respuesta o de adaptación más suave y abordar ese estrés de una manera efectiva, que reduzca – o incluso elimine – los efectos negativos del estrés.